Hoy,  11 de diciembre del 2011, después del primer gran fin de semana setero de este seco otoño, quiero empezar a mostrar las imágenes y experiencias recopiladas que hemos podido recoger en el monte.

Seguro que no consigo un manual de cabecera para nadie, tampoco es mi pretensión,  me conformo con que veáis las riquezas naturales que tienen las sierras zaragozanas de las cinco villas a lo largo de todo el año, y muy especialmente las micológicas. Desde el muy buscado níscalo (lactarius deliciosus) al sorprendente parasol (macrolepiota procera), tan bella como sabrosa.

macrolepiotas en la sierra de Urriés

pirineo desde la Sierra de Santo Domingo, Longás

Anuncios