INTRODUCCIÓN A LAS SETAS

En biología, el término hongo designa a un grupo de organismos eucariotas entre los que se encuentran los mohos, las levaduras y las setas. Se clasifican en un reino distinto al de las plantas, animales y bacterias. Los hongos son seres vivos unicelulares o pluricelulares que no forman tejidos y cuyas células se agrupan formando un cuerpo filamentoso muy ramificado.

La diferencia fundamental con las plantas es que su pared celular está compuesta por quitina y no por celulosa como en las plantas (en contadas ocasiones acumulan esta sustancia). Además no poseen clorofila, por lo que no pueden realizar la fotosíntesis.

Pero en este blog, lo que nos interesan son las setas. Esa parte fructífera de un conjunto de hongos pluricerulares que abarcan muchas especies.

Suelen crecer en la humedad al cobijo de los árboles, pero también en cualquier lugar húmedo y con poca luz con abundante materia orgánica en descomposición.

El conjunto de filamentos de un hongo, esa red similar en su aspecto a una telaraña, se llama micelio y no es un verdadero tejido. Cada uno de los filamentos se llama hifa.

Unas especies son comestibles, otras son tóxicas incluso mortales y otras poseen efectos psicoactivos. Lo curioso es que en Europa no hay más de 50 especies tóxicas, y realmente peligrosas apenas media docena. Lo importante es no fiarse de reglas tópicas más cercanas a la superstición que a la ciencia. El color no llamativo, el aspecto sano, la apariencia similar al champiñon o al níscalo, no son en absoluto motivos válidos para comer las especies que encontramos en el monte. Es más, se dice que aquellas que se cuecen con una cuchara de plata y no la oscurecen son aptas para el consumo, e incluso que si se sumergen en vinagre desaparece su toxicidad. Como en todo, el único motivo fiable para tomar la decisión de comerse una seta, proviene del conocimiento y el estudio de las especies; del estudio macroscópico y también del microscópico. El color y la forma del sombrero, la de las láminas, el aspecto y tipo del pie, pero también, por ejemplo, el análisis de las esporas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s